dilluns, 17 de juliol de 2017

Per la igualtat, la cohesió i la justícia social.

El PSC segueix treballant per impulsar que la igualtat, la cohesió i la justícia social estiguin al cap davant de les polítiques que impulsem des del govern de la ciutat.

Aquest ple ha estat una clara demostració d’això, mentre la nostra iniciativa permetia aprovar el "Rescat Social" i  "El Pla d'habitatge, és a dir allò que afecta a les persones, al seus drets i la seva qualitat de vida, d’altres intentaven desviar l’atenció cap estèrils debats sobre consultes no convocades com PP i C’S o com ERC, PP i Veïns intentaven crear dubtes – evidentment sense cap prova - sobre la netedat de l’acció del govern en relació a l’avançament del seu sou a un funcionari municipal, mitjançant el forçat i inútil intent de reprovació de l’actuació de l’Alcalde  quan ja s’havien corregit els defectes formals.
 

Al PSC  aquests gesticulacions histriòniques i intranscendents  no ens fan perdre ni un moment ni ens desvien dels nostres objectius fonamentals: garantir els drets bàsics per a tothom, fer de Sant Feliu un espai d’oportunitats on desenvolupar els projectes vitals de les persones que la conformen i mantenir la ciutat neta i endreçada.

Un Pla de Rescat Social i un Pla d’habitatge, fet amb les persones i per a les persones que suposen, com es diu ara, un full de ruta que atengui les cinc dimensions fonamentals dels drets basics de la ciutadania: Alimentació, Habitatge, Educació, Treball i Autonomia Personal i amb les que promovem la igualtat d’oportunitats de les persones al llarg de totes les etapes de la seva vida si ho necessiten. Ja sigui a la infància amb  escoles Bressol o servei de menjador, mitjançant la tarifació social segons el nivell de renta amb un topall màxim de 195€, que el PDeCAT (antiga Convergència) volia augmentar-lo a 220€, ajudes al lleure, els llibres escolars, a les beques menjadors, sortides  escolars, el cas de discapacitat monitors per garantir el lleure del infant. A la Joventut amb espais de lleure, com ara el nou Casal de Joves, el carnet Jove, la formació i ocupació o l’habitatge assequible. O a la seva maduresa garantint-los al màxim la seva autonomia personal i dignitat, ja sigui ajudant-los a adequar els seus habitatges perquè pugui seguir vivint el màxim de temps (ascensors, plats de dutxa, etc.), o generant una oferta de Pisos Assistits amb serveis comunitaris per quan això no sigui possible, com sempre ha defensat el PSC, o mitjançant el Servei Atenció Domiciliaria o la teleassistència (gratuïta pera  a tothom que cobri menys de 1000 €) o el manteniment del Carnet Blau i les seves prestacions, també amenaçat pel PDeCAT que demanaven treure’l.
Tot això sense, oblidar les situacions socioeconòmiques personal o familiars que necessiten de suport, fins que no es recuperen, pel que fa a l'habitatge de lloguer social, el pagament d'aigua i llum i la possibilitat de formació i ocupació  per aturats de llarga durada.


Això es que fem: que tothom tingui les mateixes oportunitats sigui quin sigui el seu nivell econòmic i pugui exercir amb plenitud els seus drets lliurement.

dilluns, 3 de juliol de 2017

Seguimos trabajando, seguimos cumpliendo.

Poco a poco, pero de una forma inexorable temas que formaban parte de nuestras propuestas electorales y que hemos defendido desde hace años avanzan. Los socialistas seguimos trabajando y seguimos cumpliendo lo que prometimos. 

Primero, hace casi un año, fue el IBI y ahora la reforma y ampliación de la tarifación social, dirigida a que nadie por motivos económicos no pueda disfrutar de unos servicios que presta el Ayuntamiento.

La reforma aprobada hace la tarifación social más justa, equitativa y progresiva. El principio fundamental que la inspira es que cada persona pagará un precio individualizado en función del nivel de renta y del número miembros del núcleo familiar al que pertenezca.

Sustituimos el anterior sistema de tramos, que todavía comportaba inequidades, por uno progresivo y progresista. De esa manera, se reconocen derechos a todas las personas y no solo ayudas sociales para quienes más lo necesitan.

Además de a los servicios de las Escoles Bressol (educación y comedor), y la Escola Municipal de Música se aplicará también a los abonos del Estadio de Atletismo y la Piscina de verano.

A partir del próximo enero, el servicio de teleasistencia (la medallita, el boto) será gratis para las personas que tengan unos ingresos inferiores a los 12.000€ al año. Esto significara, que más del 90% de personas que antes pagaban el teleassistencia, ahora no pagaran.

Son unos cambios en la  tarifación social sistema pensados para favorecer a las clases medias de la ciudad. No hacemos que las personas con más renta asuman la rebaja del precio que pagarán aquellas que tienen un nivel de renta más bajo, pues se congelan los precios máximos.

Además, como ninguna tarifa, ni la más alta, cubre el 100% del coste del servicio todas tienen una parte financiada con los impuestos generales, unos más, quien más lo necesita y otros menos.

Esa es nuestra forma de entender y ejercer la solidaridad.


Todo esto nos produce a los socialistas de Sant Feliu, una doble satisfacción, por la forma y por el fondo. Por la forma, porque estos cambios han merecido el apoyo mayoritario de los grupos municipales del Pleno, excepto la abstención parcial del PDECAT (CDC) a los descuentos adicionales para los titulares del Carnet Blau, y por el fondo, porque nuestras propuestas electorales avanzan.  

divendres, 10 de març de 2017

Nuestra Prioridad: Las Personas.

El programa con el que el PSC de Sant Feliu se presentó a las municipales del 2015 continúa concretándose. Este año 2017 se cambiará la tarifación social que ganará en equidad y proporcionalidad, al pasar a pagar cada ciudadano de forma progresiva según su renta y el número de miembros de su familia y no mediante tramos, como hasta ahora.
Con ello, todas las personas podrán hacer frente a las cuotas de las escuelas Bressol, el comedor y la escuela de Música Municipal y además añadimos esa forma de calcular los abonos mensuales y de temporada de la piscina de l’Escorxador en la temporada de verano. Para las personas que por motivos de salud quieran o tengan que hacer deporte, tendrán el gimnasio del Estadio, también con tarifación social. De esta forma se garantiza no sólo la igualdad de oportunidades, sino que la economía no sea una barrera para el ocio, la educación o la salud.
Por fín, Sant Feliu tendrá el segundo Plan Local d’Habitatge. El primero fue con el PSC en la Alcaldía de la ciudad hasta el 2011, se hicieron viviendas de protección oficial en la calle Anselm Clavé y General Manso, y también un convenio con la Caixa de 75 pisos de alquiler muy reducido, para cinco años.
Dada la necesidad de garantizar el derecho acceso a la vivienda mediante el segundo Plan, y con el PSC también en el Gobierno de la ciudad, se fomentará la construcción de nuevas viviendas y alquileres más asequibles, el alquiler social y la atención a las situaciones de emergencia habitacional, junto con la especial atención a las situaciones de pobreza energética.
También impulsaremos los pisos tutelados para las personas mayores, que son una prioridad para nosotros ya que son la mejor forma de garantizar la autonomía y dignidad de las personas que, por motivos de salud o por decisión personal tengan que dejar su piso, así como los pisos asistenciales para las personas con diferentes grados de discapacidad.
Para el gobierno de izquierdas y de progreso de nuestra ciudad es prioritario seguir trabajando por el bienestar de nuestros conciudadanos, la igualdad y la justicia social.

diumenge, 18 de desembre de 2016

Pressupost social. "La prioritat, les persones".

S’ha aprovat definitivament el pressupost 2017, que recull perfectament l’impuls Social de la coalició de govern d’aquesta ciutat formada per ICV-EUA i PSC.

Les polítiques socials son les què aproven ajuts i bonificacions per a famílies monoparentals, nombroses, ajuts a la contractació de persones aturades, Fiscalitat verda a vehicles i  reducció de l’IBI a vivendes , el retorn del IBI del 2014 amb la conseqüent baixada del 3% anual, durant 3 anys consecutius (2017,2018,2019).

Una de les prioritats ja marcada en el Pla de Mandat és el “Pla de Rescat Social” i el “Pla d’Habitatge”, ara aprovat inicialment i en aquests moments en  procés de participació de la ciutadania i entitats de la nostra ciutat, per a recollir les aportacions que enriquiran el document per a ser més efectiu. Amb l’anticipació de les diferents accions en les respostes i solucions, volem garantir el dret a l’alimentació, el dret a l’habitatge, el dret a l’educació, el dret al treball i el dret a l’autonomia personal i a la salut.

Algunes d’aquestes actuacions ja s’estan desenvolupant en l’actualitat i d’altres són noves. Volem que totes les veïnes i veïns  de la nostra ciutat puguin realitzar el seu projecte de vida, sigui quina sigui la seva condició social o econòmic. La igualtat, la justícia social i la equitat seran els garants.

L’habitatge és un dret que hem i volem garantir amb aquest pla d’habitatge, com també la vivenda social, els pisos assistencials, els pisos per a la gent gran i per als joves, per a les persones amb mobilitat reduïda o amb discapacitats.

Una altra eina que hem impulsat és la participació activa amb les obres a la via publica, amb una aportació econòmica de 400.000 € anuals. Hi pot participar tota la ciutadania i és pot proposar quina obra voldríem que es faci a la ciutat o al barri i desprès, els majors de 16 anys, podem participar en el procés que decidirà les obres que es duran a terme. 

Aquest és un clar exemple de canvi a la nostra ciutat. No es demana votar només cada 4 anys, sinó que volem la implicació, participació i apoderament de la ciutadania en la presa de decisions a la nostra ciutat. Ara ja és poden consultar les obres que han estat més votades per part de ciutadania.

La transparència i govern obert és un altre dels canvis que és poden comprovar en la pagina web de l’ajuntament, en la què es podrà consultar en tot moment l’estat del pressupost.

En definitiva un govern a la ciutat que té com eix principal el treballar per i amb les persones.



dissabte, 2 de juliol de 2016

El Tribunal Supremo sentencia la nulidad del IBI aplicado en el 2014, ahora toca aplicarla.

La sentencia emitida esta semana por el Tribunal Supremo confirma en todos sus términos la que el PSC ya había obtenido anteriormente del TSJC, que declaraba nulo de Pleno derecho el incremento del 9% del tipo del IBI.

El PSC de Sant Feliu quiere expresar su satisfacción por el hecho de que el pasado 29 de junio de 2016, finalmente el Tribunal Supremo resolvió desestimar el recurso de casación planteado por el Ayuntamiento de Sant Feliu y confirmar la sentencia que ya habíamos obtenido del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), hace un año, y en la que se declaraba nulo de pleno derecho el incremento del 9% que se había aprobado definitivamente en el Pleno del 11 de marzo de 2014.
El Tribunal Superior con esta sentencia - que ya no admite más recursos judiciales - declara firme y ajustado a derecho el planteamiento que de forma serena, pero inamovible, ha venido manteniendo el PSC de Sant Feliu. Primero, mediante las alegaciones que formulamos ante el Pleno del Ayuntamiento y que este nos desestimo, después, con nuestra demanda ante el TSJC, que nos dio la razón y por último, con la oposición al recurso al Tribunal Supremo que planteó el Ayuntamiento de Sant Feliu, intentando dejar sin efecto la sentencia favorable que habíamos conseguido y que ha sido desestimado.
Una sentencia que es el resultado de la única demanda judicial que se ha formulado para defender los intereses de todos los ciudadanos de Sant Feliu y no sólo de un vecino o vecina o de un colectivo de la ciudad.
El posicionamiento del PSC siempre ha sido sencillo y claro: el Ayuntamiento no tenía ni capacidad ni base legal para decretar aquella  modificación del tipo del IBI con carácter retroactivo, que suponía un incremento de las obligaciones fiscales de los ciudadanos, por lo que era nulo de pleno derecho.
Esto es lo que sentenció el TSJC y lo que ahora  ha confirmado el Tribunal Supremo al desestimar, uno a uno, todos los argumentos esgrimidos por el Ayuntamiento en el recurso.
La sentencia ya es firme, ahora toca aplicarla
En el pacto que hicimos ICV-EUiA y el PSC después de las últimas elecciones municipales del 2015 para conformar el actual equipo de gobierno, ya constatamos que ambas formaciones habíamos mantenido y manteníamos entonces posiciones diferentes, por eso decidimos esperar y acatar lo que la Justicia dijera en su momento.
Ahora el Tribunal Supremo ya ha hablado y la sentencia ya es firme.
Después de esta resolución ya no está en discusión el fuero, sólo queda decidir cómo se aplica.
Es decir, sólo queda decidir el cómo y el cuándo se abona la diferencia que resulte de recalcular el IBI que cobró por el Ayuntamiento en el 2014 - en base a un tipo del 0,546%, que ha sido declarado nulo - y aquel podía cobrar, ateniéndose al tipo del 0,501% que se había aprobado anteriormente y que era el vigente. Una diferencia que supondrá aproximadamente un 9% de cada uno de los recibos abonados.

Será en el próximo Pleno del mes de julio cuando, después de realizar las consultas técnicas y las conversaciones con los otros grupos municipales,  se concretará la forma practica en que se ejecuta la sentencia del TSJC.


Enlaces:

Acord entre ICV-EUiA i PSC per a la constitució del govern de l’Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat

Sentencia TS IBI Sant Feliu de Llobregat