diumenge, 20 de gener de 2013

El valor de la política


Són moments excepcionals, per això cal trobar solucions immediates i efectives, solucions reals. La ciutat de Sant Feliu de Llobregat compta des d’aquest dimecres amb un recurs més en la nostra lluita contra una de les més injustes conseqüències de l’actual crisi econòmica: Els desnonaments.

Al mes de novembre de 2012, es va aprovar la moció del PSC de Sant Feliu de Llobregat i ICV-EUiA-ISF on es reconeixia la tasca de les plataformes ciutadanes en la conscienciació social i s’expressava la prioritat de totes les forces polítiques d’aquest ajuntament en la defensa de garantir el dret a l’habitatge. I en un dels seus acords es comprometia a coordinar les dades dels desnonaments a través d’un conveni amb el Col·legi de Procuradors de Barcelona.

En aquest sentit, enguany el Col·legi de Procuradors de Barcelona facilitarà a l'Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat la informació sobre els veïns en risc de ser desnonats (amb la seva autorització) per manca de pagament del lloguer o la hipoteca, per cercar vies de resolució.

Així, totes les forces polítiques de l’Ajuntament han mostrat la seva voluntat d'ajudar les persones amenaçades per un desnonament prestant assistència, assessorament o allotjament, si calgués.

Pels socialistes de Sant Feliu, les polítiques d’habitatge són garantia de cohesió social en temps de crisi, una crisi que ha comportat l’augment de l’atur i amb ell, milers de persones en una situació límit que els impedeix cobrir les seves necessitats bàsiques com ara el pagament del seu habitatge habitual.

Cal reaccionar de forma contundent i immediata garantint que les conseqüències de la crisi no recaiguin sobre la part més vulnerable del contracte hipotecari: Les famílies.

Els ajuntaments, com a institucions més properes a la ciutadania i coneixedores de primera mà dels seus problemes, no es poden quedar de braços creuats. El Grup Municipal Socialista de la nostra ciutat estarà molt atent al desenvolupament d’aquesta línia de treball i obert a noves mesures que puguin alleugerir en la mesura del possible les greus conseqüències d’aquesta crisi econòmica i social. 

diumenge, 6 de gener de 2013

Carta


Sr. Alcalde:

Dada la significación de estas fechas, me voy a permitir escribirle esta carta, ya que después de Papa Noel y los Reyes Magos, usted es la persona con más poder en nuestra ciudad, para incidir en el bienestar de sus ciudadanas y ciudadanos: 

Me gustaría que para el próximo año, no subiesen el IBI, para no contribuir a estrangular más las economías familiares  y si lo hacen, que los ciudadanas y ciudadanos que anteriormente dejaban oír sus protestas en los Plenos, también lo hagan ahora.

Me gustaría que no subiesen las tasas y si no tienen ideas para potenciar los recursos del ayuntamiento de otra manera, que no lo hagan por encima del IPC, como han hecho ( hasta el 5,5%).

Me gustaría que no se inventen impuestos, como el de la tenencia de animales de compañía, gravando más las maltrechas economías de los ciudadanos.

Me gustaría que la “Gent Gran “ de nuestra ciudad, no pierda más poder adquisitivo, de sus ya exiguas pensiones, por culpa del copago a la teleasistencia que ustedes han decidido poner.

Me gustaría que las familias no tuvieran que renunciar a llevar a sus hijos a la guardería y que no tuvieran que hacer más sacrificios, para comprar los libros de texto, por la retirada de las ayudas y por supuesto, que ningún niño se quede sin comer en la escuela pública, también por falta de ayudas.

Me gustaría, que aunque fuese una pequeña parte, los parados de nuestra ciudad (3700) tuviesen opciones a Planes de Ocupación Local, que supongo se le han olvidado, pues no dudo de su interés por los ciudadanos en situación difícil y de su aversión por la retórica y la demagogia.

Me gustaría que los regidores, regidoras y cargos de confianza, por voluntad propia, decidiesen adelgazar el gasto que suponen sus nóminas (como ya lo estuvo con el gobierno anterior) a lo largo de todo el año, y no con una sola paga extra y utilizarlo para ayudar a las personas que menciono en los anteriores párrafos.

Me gustaría que el comercio de nuestra ciudad se sintiese apoyado de forma decidida, con ayudas y bonificaciones en los impuestos y no solo con palabras.

Me gustaría que los dos partidos que nos gobiernan, dejen de estar  preocupados por sus problemas partidistas y equilibrios de poder y se preocupen más por la ciudad , sus ciudadanas y ciudadanos, y que todos sus esfuerzos se dirijan al bien común.

Y por fin, me gustaría, Sr. Alcalde, que la sensatez, el sentido común, la solidaridad y la justicia social le iluminen en este próximo año, sería un gran regalo para todos.

Moltes gràcies i bones festes.