dimecres, 31 de desembre de 2014

Brindem (amb cava) pel diàleg

En estas fechas las empresas catalanas dedicadas a la producción de cava tienen el momento comercial, en cuanto a ventas, más importante del año, por lo que ponen en marcha costosas campañas de publicad. Una de estas empresas, de sobras conocida, ha puesto en marcha una campaña en la que su espot navideño acaba con la frase “POR LOS PRÓXIMOS CIEN AÑOS JUNTOS”.

A la diputada Elena Rivera, de CiU, le ha faltado tiempo para erigirse como paradigma del nacionalismo más rancio e  intransigente y llamar a arrebato en forma de boicot  a la conocida marca de cava por atreverse a discrepar del pensamiento único. 

Qué país pretenden crear estas personas, que con su intolerancia se convierten en homónimos del más anacrónico nacionalismo español.

Desde el PSC denunciamos cualquier actitud intolerante y creemos que la vida política de nuestro país necesita, más que nunca, del dialogo y el pacto. ¿Estas actitudes intolerantes son de tipo personal, o es la forma  de entender la política de un partido, CiU, que se ha refugiado en el independentismo, mientras nos roba el ahora con la promesa del mañana?

Como ejemplo, nuestra ciudad. A principios del 2011, gobernando todavía el PSC, teníamos un convenio firmado con la Generalitat para ampliar y mejorar las urgencias en el CAP del Pla, financiadas por el ayuntamiento, con la devolución de la inversión en tres años  por parte de la Generalitat. A finales del 2011 el nuevo gobierno en nuestra ciudad, ICV y CiU, presentó en el pleno la renuncia a este convenio con el argumento de que lo realizaría la Generalitat.

Gobernando el PSC, teníamos urgencias nocturnas y dos farmacias de guardia nocturnas, ahora, con esa promesa incumplida no tenemos urgencias nocturnas ni farmacia de guardia nocturna, cuando somos capital de comarca con casi 44.000 habitantes.

Otro ejemplo. De la mano de CiU tenemos el copago en teleasistencia y la subida y la creación de nuevos impuestos. Y para el 2015, no financiará las guarderías y escuelas de música municipales.

Mi deseo es que Sant Feliu, dentro de seis meses tenga un gobierno de izquierdas, de progreso y con mayoría socialista.

Bones  festes i bon any 2015.