dissabte, 19 de desembre de 2015

VOTA SOCIALISTES “SOM LA SOLUCIÓ"

Votar  Socialista el próximo 20D, es votar por el cambio para recuperar los derechos que durante cuatro años, el gobierno del PP nos ha recortado, para acabar con la corrupción de la trama Gurtel, la Púnica, las tarjetas Black, Bárcenas, etc. Es votar contra la privatización de la Sanidad y los recortes en Educación.

Es votar para derogar la Reforma Laboral que solo ha servido para empobrecer a los trabajadores y enriquecer a los empresarios, es votar para invertir en I+D, es votar para garantizar una renta mínima de inserción. Es votar en contra de la precariedad laboral y los contratos basura, por la reactivación y la reindustrialización cambiando el modelo productivo, es votar para garantizar las pensiones, es votar la subida del sueldo base de 648 a 1000 euros mensuales.

Es votar por una fiscalidad más justa, que paguen más los que más tienen. Es votar por la bajada del IVA cultural, es votar la ley de mecenazgo y por la igualdad de oportunidades. Es votar por recuperar la sanidad pública de calidad que teníamos, abrir plantas de hospitales y quirófanos que el PP y CIU han cerrado. Es votar para poner en marcha la ley de dependencia y dignificar a las personas con discapacidad devolviéndoles sus derechos y pensiones.

 Es votar por una educación pública de calidad, derogar la ley Wert y hacer la enseñanza obligatoria hasta los 18 años. Es votar para tener una universidad pública al alcance de todos, recuperando el sistema de becas que teníamos.
Es votar para preservar el derecho de la mujer a abortar libremente. Es votar para garantizar la lucha contra la violencia machista. Es votar para preservar los derechos de gais y lesbianas.

Es votar para impulsar un cambio Constitucional, que no permita la involución en derechos sociales cuando la “derecha” gobierna y asentar las bases definitivas de la calidad democrática y participativa que los Españoles merecemos. Es votar para, definitivamente, cerrar la herida de la Memoria Histórica y dar nombre y apellido a las miles de personas que todavía están enterradas en fosas anónimas. Es votar para acabar con el post-franquismo y mirar al futuro con ilusión. 

Es votar para hacer la reforma federal y solucionar el problema territorial del encaje de Catalunya en el estado Español con una financiación justa y el blindaje de competencias.

No podemos dejar, cuatro años más, nuestro País en manos de quienes nos han empobrecido y robado, de quienes han sufragado sus campañas y las obras de su sede con dinero negro. En manos de los amigos de Bárcenas, Blesa, Rato, la Púnica y Gurtel… y que con su intransigencia son una fábrica de independentistas.

La modernización de nuestro País y las mejoras democráticas, siempre han venido de la mano del Partido Socialista. SOMOS LA SOLUCIÓN

dimarts, 1 de desembre de 2015

Un gobierno de izquierdas y de progreso

Estos primeros meses de gobierno de ICV-EUIA/PSC, están dando sus primeros resultados en el ámbito social, el objetivo de este gobierno de izquierdas y de progreso es priorizar el rescate social, estar cerca de las personas con problemas y utilizar todos los medios a nuestro alcance en su ayuda. 

Hemos congelado tasas e impuestos, se ha suprimido la tasa por la tenencia de animales de compañía, la tasa para contraer matrimonio en el Ayuntamiento; revisaremos la tarifación social y la teleasistencia, el IBI se pagará lo mismo que en el 2015. Estamos a la espera de la resolución judicial del Tribunal Supremo del Estado en relación al IBI aplicado en el 2014. El compromiso del actual gobierno, es aplicar la sentencia cuando llegue. Se han ampliado las partidas para más bonificaciones en becas comedor y para ayudas a las familias con problemas en la vivienda y con los recibos de electricidad, gas y agua.

Por primera vez se hacen talleres en los barrios, para explicar los presupuestos del 2016, explicando las diferentes partidas de ingresos y gastos. Los vecinos podrán participar, presentando  propuestas para la mejora de sus barrios en tres ejes estratégicos; supresión de barreras arquitectónicas, mobiliario urbano y mejoras en la aceras, con una inversión total de 400.000 euros, “Inversiones participativas”.
  
Un gobierno de izquierdas y de progreso es, también, lo que necesitamos en el Gobierno del Estado, y tenemos la oportunidad de conseguirlo, echando, este próximo 20 de diciembre al PP del gobierno, echar a un partido que no ha cumplido ni una sola de sus promesas electorales, que con la excusa de la crisis a recortado y privatizado según su ideología, pero no en el bien de todos los españoles. 

El 20-D tenemos la oportunidad de derogar la reforma laboral que ha traído precariedad y pobreza a millones de personas, derogar la ley Wert, preservar la Educación, la Sanidad, acabar con las puertas giratorias, con la corrupción y solucionar de una vez por todas el problema territorial a través de un sistema federal que de respuesta a las necesidades de Catalunya.

Tenemos todo el derecho a tener un gobierno honrado, para el cual, su prioridad sea el bienestar de los ciudadanos y no sus propias prebendas o la de sus partidos o que pretendan seguir en el poder para ocultar su corrupción.


Seguro que el próximo 20-D, lo conseguiremos.  

divendres, 18 de setembre de 2015

27S. Elecciones Autonómicas

El próximo domingo 27, los catalanes estamos convocados a decidir, por tercera vez en 5 años, con nuestro voto, el futuro Gobierno de la Generalitat de Catalunya. Elecciones que una parte de las fuerzas políticas que concurren a ellas quieren convertir, a base de falsedades, en plebiscitarias por su objetivo independentista, hay que recordar que votaremos para decidir quién queremos que nos gobierne en unas elecciones autonómicas.

Para ello han elaborado una lista-cortina de humo “Junts pel sí” que permite al actual President Sr. Artur Mas no tener que dar ninguna explicación sobre su desastrosa política de recortes y su inexistente política social, actuación, esta, que los homologa a sus, en muchas ocasiones socios del PP. Ahora utilizan el pretexto de la independencia para anunciarnos la buena nueva, de que una vez conseguida y sin explicarnos como, viviremos en un paraíso. El curriculum que tienen de su gobierno hasta ahora, y su desinterés por los problemas reales de todos los catalanes, no auguran nada bueno para el futuro de este país con CDC volviendo a asumir la presidencia de la Generalitat.

No explican las consecuencias políticas, económicas, sociales, internacionales, etc. de la “desconexión” del Estado Español, no dicen la verdad, no les interesa, lo único que proponen es un acto de “Fe”, de fe ¿en quién?, en un partido acosado por los casos de corrupción que tiene 15 sedes embargadas, entre ellas la de Sant Feliu de Llobregat y que se ha visto obligado a elaborar una lista-cortina de humo con representantes de la sociedad civil y un partido, ERC, que votó los presupuestos más antisociales de la historia democrática de Catalunya y que ha vendido su alma de izquierdas y de progreso, para conseguir un atajo a la independencia, aunque ya no saben que cara poner ante los casos de corrupción que salpican a sus socios de CDC.

No podemos confundir un gobierno y el partido que lo forma, con un país, el PP no es España y CDC no es Catalunya, en ambos casos afortunadamente. Los países son mucho más, son las personas que los forman y que durante estos últimos años estamos sufriendo la precariedad y el empobrecimiento por causa de la crisis y que con ella como excusa tanto CDC como el PP se han dedicado a privatizar y a recortar en políticas sociales, educación, sanidad y derechos sociales, con gran esmero.

Este País cambiará realmente cuando el Sr. Mas y el Sr. Rajoy se vayan a su casa y una nueva forma de hacer política se abra paso, la política del dialogo y del pacto para lograr una reforma constitucional que desagravie y reconozca la identidad catalana. En el PSC estamos convencidos de que la propuesta federal abre la puerta a este futuro, posible y sensato.

Por una Catalunya mejor, en una España diferente.



diumenge, 5 de juliol de 2015

Discurs en la presa de possessió de constitució del Consistori

Senyor alcalde, diputades, diputats, regidores, regidors, anteriors alcaldes, autoritats, entitats i associacions, senyores i senyors, bona nit.

Permetin que en nom i representació PSC aprofiti les primeres paraules per felicitar tota la ciutadania de Sant Feliu.

Felicitar-la perquè en les eleccions municipals del passat dia 24 de Maig, tots i totes varem donar una important demostració de participació democràtica al aconseguir que 2.500 persones més que fa quatre anys participessin en la decisió.

Permetin-me també que expressi el meu agraïment a les 3.686 persones que van renovar la seva confiança en la proposta i les persones que representàvem l’opció socialista a la ciutat de Sant Feliu.

Unes votacions que han donat pas al Ple municipal més plural de tota la historia dels Ajuntaments democràtics de la ciutat des de la recuperació de la democràcia, que va suposar la Constitució de 1978.

Mai havíem estat 8 grups presents en el Ple.

Si m’ho permeten - i sense que en cap cas soni cop un retret – els diré: “que ens ho han deixat força complicat”. Però ni ens queixem ni ho veiem com a negatiu, sinó tot el contrari, és representatiu del que ha volgut la ciutadania.

I per una persona que encapçalava una opció que tenia com a lema “fer allò que Sant Feliu vol i necessita”, respectar allò que ha volgut Sant Feliu és la primera obligació, si es vol ser conseqüent i complir amb allò amb el que ens compromès.

No obstant, tot i ésser un escenari més plural i més complex de gestionar, i la veritat es que interpretar el que va dir  Sant Feliu el 24 de Maig no resulta gaire difícil, per desena vegada: “va reiterar que continua essent una ciutat d’esquerres, progressista i catalanista”.  

Per això, enteníem que si Sant Feliu havia votat per les esquerres, progressistes i catalanistes, havíem de col·laborar en la creació d’un govern que respectes allò que majoritàriament s’havia votat.    
Per a nosaltres això no significava cap canvi de rumb, ni concessió antinatura.

Ja ho havíem plantejat en aquesta mateixa sala el mes d’octubre de l’any passat quan es va fer l’acte de presentació de la cap de llista. Ho varem reiterar el mes d’abril passat, també aquí, quan varem presentar la llista, i ho varem reiterar la nit de les eleccions, així com a totes les reunions amb les altres forces que han obtingut representació durant el període de converses post electorals.

En aquests temps d'incertesa, de crisi i retallades salvatges, i també d’atomització de la representació política, si allò que volíem aconseguir era posar per davant els interessos de les persones i de la ciutat, la legitima diversitat de plantejaments no podia ser un problema insalvable.

I més quan - com a partits d’esquerres que som -  tenim més coincidències que diferencies.  Perquè ambdues forces politiques coincidim en que ara més que mai:
  • -        Cal lluitar per la regeneració democràtica, i ser inflexibles, en el rebuig de la corrupció i dels corruptes.
  • -         Fer que la nostra actuació estigui presidida pels valors que sempre ens han definit: la justícia social, la llibertat, la igualtat i la solidaritat
  • -        Continuar millorant la nostra ciutat, dinamitzant-la  econòmica i culturalment amb l'objectiu, creant un marc de convivència, on la prioritat sigui corregir les desigualtats socials i ajudar en el possible, a solucionar els problemes de les nostres veïnes i veïns.
No obstant, tots m’entendran si els hi confesso que el fet que fós una opció coherent i lògica, no vol dir que fos fàcil de portar a la pràctica.

A Sant Feliu el desencontre entre les dues forces d’esquerres majoritàries ha estat  la norma, i l’entesa l’excepció. Només el 1979 i al 1999, es van produir dues curtes experiències. Per això molta gent tot i que ho considera desitjable, ho veia impossible.

Per això vull reconèixer i felicitar al nostre alcalde pel lideratge i la valentia de prendre una decisió gens fàcil, que al llarg d'aquesta legislatura  quedarà patent l'encert de la mateixa.

Sota aquestes premisses varem negociar i acordar les bases d’un pacte de Govern que respecta la pluralitat de les urnes i la orientació d’esquerres, catalanista i progressista que van expressar, al temps que garanteix un govern local estable, coherent i molt majoritari per abordar la governabilitat de la ciutat

Una governabilitat basada en dos pilars: Un acord programàtic i una  forma de governar oberta i dialogant.

Un acord programàtic orientat a atendre les persones, cuidar la ciutat i millorar la gestió pública.

On atendre a les persones es concreta en que a la ciutat:
  • -      hi hagi més oportunitats de feina i menys atur.
  • -      els drets de ciutadania es facin efectius i es redueixin les desigualtats,
  • -      puguin desenvolupar autònomament el seu projecte vital.
On cuidar la ciutat significa tant mantenir endreçat i sense que es deteriori el que tenim, com anar completant allò que ens falta.

I millorar la gestió pública, expressa el compromís per una administració, mes austera i eficient però sobre tot dirigida i pensada per donar servei al ciutadà i no al inrevés.    

Els hi deia que ambdues forces tenim un acord en el temes programàtics, però també una coincidència plena en que cal una forma de governar oberta i dialogant on diàleg i l’entesa amb la ciutadania, amb les seves entitats i associacions i amb les altres forces polítiques presents al Ple, és la millor forma d’assolir allò que el nostres veïns i veïnes necessiten.

Això és el que hi ha darrera de l’acord públic que ICV-EUiA i el PSC varem signar el dia 12 de juny i el que explica que avui haguéssim donat el nostre vot pel nomenament de Jordi Sant José com alcalde de Sant Feliu.

Visca Sant Feliu! Visca la Ciutat de les Roses!







dissabte, 13 de juny de 2015

Sant Feliu tindrà un govern d'esquerres, catalanista i progressista

L’acord signat entre PSC i ICV-EUiA permetrà que Sant Feliu tingui un govern d’esquerres com havia votat la ciutadania.

ICV-EUiA i PSC, les dues primeres formacions en nombre de vots i regidors en les últimes eleccions municipals hem signat públicament l“Acord per a la constitució del govern de l’Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat”.

Aquest es l’acord que més s’ajusta i millor representa el que va decidir la ciutadania de Sant Feliu el diumenge 24 de maig, Aquest acord respecta la pluralitat de les urnes i la orientació d’esquerres, catalanista i progressista, al temps que garanteix un govern local estable, coherent i molt majoritari”.

El text subscrit, a més a més de les raons fonamentals en les que es sustenten, recull els quatre objectius programàtics i els 32 compromisos concrets per assolir-los.

Cal ressaltar que els acords programàtics estan orientats a: “atendre les persones, cuidar la ciutat i millorar la gestió pública, així com una forma de governar oberta i dialogant amb la ciutadania, amb les seves entitats i associacions i amb les altres forces polítiques”.

També forma part de l’acord, la distribució de les responsabilitats en el govern municipal que assumiran cadascuna de les forces politiques signants. No obstant, a diferencia de la majoria de consistoris, el de Sant Feliu de Llobregat ho farà el proper 3 de juliol, ja que li caldrà esperar a que resti resolta la impugnació interposada davant el Tribunal Suprem pel PSC sobre el resultat d’una mesa electoral on una persona hi va votar dues vegades.


Enllaç al text acord entre ICV-EUiA i PSC per a la constitució del govern de l’Ajuntament de Sant Feliu de Llobregat



dimecres, 3 de juny de 2015

No hi haurà un govern d'esquerres amb majoria

Desprès de la primera ronda de converses, amb ICV-EUiA, ERC, CiU i PP, ja podem afirmar que a Sant Feliu no hi haurà un govern d’esquerres, si més no amb majoria.

Tenim molt clar que com que a Sant Feliu cap força política ha obtingut una majoria amplia, el govern de la ciutat ha de ser fruit d’un pacte que respecti allò que han votat els veïns i les veïnes, és a dir, un pacte entre les esquerres.

Per això és necessari que les tres primeres forces en número de vots i regidors arraconem les diferencies i arribem a un acord pensant en les persones que viuen a la ciutat.

ICV-EUiA amb 6 regidors, el PSC amb 4 regidors i ERC amb 3 regidors podríem configurar un govern municipal amb una majoria amplia al darrera, on la sensibilitat social que compartim serveixi de pal de paller del pacte de govern que Sant Feliu necessita per construir una sortida progressista i solidaria a la situació d’emergència social que estem vivint.

Amb aquest plantejament hem comunicat a les dretes locals (CiU i PP), tot i el respecte que ens tenim i independentment dels resultats finals de les converses amb tota la resta de grups, que en cap cas estàvem disposats a governar amb ells o a rebre el seu suport, perquè això no era coherent amb el nostre plantejament de facilitar una opció d’esquerres. Ambdues forces ho han entès i ens han traslladat també un posicionament recíproc per la seva banda. 

Per la seva banda la delegació d’ERC, ens ha comunicat la decisió de la seva assemblea de no formar part d’un govern en el que estigués el PSC. Consideren que la seva orientació cap a la independència de Catalunya és incompatible amb la nostra posició federalista.

Respecte aquest posicionament, tot i ser conscients de les profundes diferencies sobre la qüestió nacional, sempre hem considerat que era possible treballar conjuntament per un Sant Feliu més cohesionat i solidari.

Amb la seva decisió ERC, fa inviable una majoria de les esquerres a la ciutat i situa les alternatives possibles en només tres opcions:


  1. Un pacte ICV-EUiA amb les altres dues forces nacionalistes (ERC + CiU), que sumarien 11 regidors.
  2. Un pacte ICV-EUiA amb el PSC, que donaria un govern d’esquerres però sense majoria, perquè sumaria 10 regidors.
  3. Un govern en minoria d’ICV-EUiA en solitari, amb només 6 regidors. 


El PSC de Sant Feliu segueix considerant que la millor opció en aquest escenari de fragmentació política és la d’un govern de les dues esquerres majoritàries a la ciutat, tot i que sigui sense la majoria absoluta, però això no depèn exclusivament de nosaltres. No obstant, per la nostra banda continuarem fent tots els esforços necessaris per fer-ho possible i esperem poder obtenir la reciprocitat com a resposta.

Agraïment

En nom de la Candidatura dels Socialistes de Sant Feliu, us agraeixo a les 3685 veïnes i veïns que una vegada més, heu tornat a dipositar la vostra confiança amb nosaltres. També a tots els interventors, apoderats, amics i amigues per l'esforç, el treball i la il·lusió que heu dedicat tots aquests dies.

Continuarem treballant per a la nostra ciutat. 

MOLTES GRÀCIES



dimecres, 13 de maig de 2015

El TSJC dóna la raó al PSC de Sant Feliu al declarar il·legal l'increment de l’IBI de 2014

El PSC de Sant Feliu va iniciar la denuncia presentada al TSJC a causa que el govern d'ICV-EUiA i CiU, en el seu moment, es va negar a acceptar les nostres al·legacions presentades en el Ple. Per aquest motiu el PSC en l’exercici de l’oposició responsable que el caracteritza va haver de reclamar a un ens superior, com és el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, la defensa dels drets dels ciutadans i de les ciutadanes de Sant Feliu.

divendres, 1 de maig de 2015

De pressa i corrents

El Govern de la nostra ciutat en aquests últims mesos de la legislatura ha començat de pressa i corrents a arreglar parterres, a plantar flors, a pintar passos de vianants, i a iniciar obres, que al final de la legislatura només es fan per netejar la cara de la ciutat i pel seu objectiu electoralista. 

De sobte, al final de la legislatura, han mirat el seu voltant i s’han adonat que la ciutat fa pena. És com el mal estudiant que es passa tot el curs sense fer res, i quan arriben els exàmens vol fer tot allò que no ha fet durant el curs. Resultat: SUSPENS. 

Els senyors i senyores de ICV-EUIA-ISF i CIU han passat la legislatura sense mirar la ciutat i menys els seus ciutadans i les seves necessitats. Durant aquest temps han estat preocupats i entretinguts en temes partidistes, inventant impostos, aplicant un IBI il·legal, presumint de transparència quan la seva forma de governar demostra tot el contrari.

Dos anys d’enfrontaments amb la interventora, que des de 2013 certifica que s’han tancat els comptes anuals en negatiu, amb un resultat final de legislatura de 1.960.000 euros en negatiu, en contra del que el govern sosté.

Amb tot això ens ve a la memòria la història del mal estudiant amb el final prou conegut. No han obert un llibre en tot el curs-legislatura. No tenen ni idea del que aquesta CIUTAT VOL i NECESSITA. La única cosa que tenen clara és seguir en el poder costi el que costi. Per això començaran totes les obres que calgui, se’ls omplirà la boca de dir que són el govern més transparent que ha tingut mai aquesta ciutat, tot i què els fets demostren el contrari, i inauguraran tot allò que quedi per inaugurar, malgrat es tracti de projectes de l’anterior govern socialista i que podrien estar acabats des de fa molt de temps.

Segons els senyors de ICV-EUIA-ISF i CIU és millor deixar-ho per al final de la legislatura, a última hora perquè entenen que les ciutadanes i els ciutadans no tenen memòria, i amb el “depressa i corrents”, el que realment es mereixen és un gran SUSPENS.

dijous, 16 d’abril de 2015

1.750.000€ EN POSITIVO Ó 1.960.000€ EN NEGATIVO ¿TRANSPARENCIA?

El diccionario de la Real Academia dice, en su cuarta entrada sobre el adjetivo transparente: Claro, evidente, que se compromete sin duda ni ambigüedad…

Un gobierno transparente no sube el gasto municipal en sueldos nada más llegar a la Alcaldía, negado hasta el día de hoy, pero ratificado por la interventora.

No permite el desmantelamiento de Urgencias, a causa de su pacto de gobierno con CIU, y menos cuando llegaron a manifestarse a favor de su continuidad, en la actual legislatura.

No practica tácticas dilatorias en la entrega de los informes encargados fuera del Ayuntamiento y solicitados por la oposición, no entregándolos en muchas ocasiones y pagados con dinero público.

No sube el IBI de forma ilegal. Actualmente en manos del TSJC por la denuncia presentada por el PSC.

No se inventa impuestos para gravar las economías familiares muy mermadas por estos años de crisis.

No falta a la verdad para justificar el actual pacto de gobierno, según leímos en EL Punt-Avui hace unas semanas. En una entrevista al Alcalde, este, acusaba al PSC de no haber querido pactar, cuando en realidad ya tenían el pactado cerrado con CIU. Recurrir a falsedades después de cuatro años es síntoma de nerviosismo electoral y querer justificarse delante de su partido y sus votantes.

No gasta en un informe, el dinero de los ciudadanos, que luego pretende pasar por auditoría para justificar la desavenencia de criterios con la auditora del Estado. Según ella, llevan cerrando las cuentas municipales en negativo desde el 2013, según nuestro Ayuntamiento lo están haciendo en positivo. Curiosamente tanto la interventora como la tesorera, a dos meses de acabar la legislatura y después de un Pleno bochornoso por la actitud del Alcalde y el Concejal de Hacienda, han decidido marchar, por “mejoras económicas” según dice el Alcalde.

Según el Ayuntamiento cierran la legislatura con más de 1.750.000 euros en positivo, según la interventora en más de 1.960.000 euros en negativo. Hay que recordar que quien audita las cuentas en cualquier ayuntamiento es el Interventor/a, funcionario de habilitación nacional como el secretario y el tesorero. No se puede pretender estar por encima del criterio estatal cuando los resultados económicos no son los que te gustarían, o como diría Groucho Marx: Estos son mis principios pero si no le gustan le busco otros…

El gobierno de nuestra ciudad, formado por el pacto de ICV-EUIA-ISF y CIU ha pretendido hacer bandera de la transparencia. Entiendo que la transparencia es una actitud con respecto a la forma de entender y de hacer política, que impregna todas las acciones y decisiones de los partidos de gobierno a lo largo de toda la legislatura,  el gobierno de nuestra ciudad ha demostrado con hechos  que su pretendida transparencia son solo palabras.

dimecres, 25 de febrer de 2015

Lo que realmente importa

No es posible elaborar un Programa Electoral sin contar con la colaboración de la ciudadanía, que convierte al ciudadano en un factor activo, de valor añadido de la vida política de nuestra Ciudad.

El PSC, durante estos cuatro años ha estado en los barrios hablando con las vecinas y vecinos, y llevando a los plenos sus necesidades no escuchadas por el  gobierno. Ahora hace más de un mes que, recorre todos los barrios de Sant Feliu para recoger las ideas, sugerencias, quejas y propuestas de ciudadanas y ciudadanos, para elaborar en conjunto un Programa en el que se reflejen las prioridades y necesidades de nuestra ciudad. No es momento de demagogias, ni de promesas irrealizables, ni pretender hacer deprisa y corriendo lo que no se ha hecho en 4 años. Es el momento de la sensatez, de los compromisos y de una vez por todas entender que la política es servicio público y que solo tiene razón de ser cuando el objetivo es el mayor bienestar posible de ciudadanas y ciudadanos.

Nuestra Ciudad debe superar estos años de crisis y creer en sí misma, debemos convertirla en una Ciudad de oportunidades y recuperar lo que hemos ido perdiendo: Urgencias, farmacia de guardia nocturna, capacidad adquisitiva por la subida y creación de nuevos impuestos, la tarjeta rosa a los 62 años, la no construcción de pisos tutelados….y sobre todo la ilusión… la que queremos recuperar con: 

EMPLEO Y REACTIVACIÓN ECONÓMICA, que se traduce en una atención especial al comercio de la ciudad, en las licencias de apertura y tasas. Los polígonos industriales deben contar con todo el apoyo del Ayuntamiento y llegar a acuerdos para nuevas contrataciones.

BIENESTAR SOCIAL, no podemos incrementar los impuestos ni crear nuevos, cuando el poder adquisitivo de los ciudadanos mengua. Igualdad de oportunidades, nuestros jóvenes y nuestra gente mayor está sufriendo gravemente los efectos de la crisis económica y requieren especial atención.

CULTURA Y EDUCACIÓN, hay que reintroducir a nuestros jóvenes y la gente mayor que lo desee en el circuito educacional (formación continua). La Cultura se puede traducir en motor económico de la ciudad.

BUEN GOBIERNO, transparencia y participación de los ciudadanos y escuchar siempre. El buen gobierno abarca a todos los ciudadanos, y no a los de un partido en concreto.

Creo firmemente que los valores que siempre nos han definido: La justicia social, la libertad, la igualdad y la solidaridad, son los conceptos sobre los que ha de apoyarse toda acción de gobierno y son, en los que se apoyará el próximo GOBIERNO SOCIALISTA DE NUESTRA CIUDAD.



dimecres, 7 de gener de 2015

2015, un tiempo nuevo

En este año que acabamos de estrenar, en el que habrán elecciones municipales, autonómicas y generales, los partidos de izquierdas y de progreso y todas las personas decepcionadas con las políticas conservadoras e involucionistas del gobierno, tenemos el deber y el compromiso con la sociedad de nuestro país de ser capaces de encontrar la forma de reconstruir todo lo que los partidos conservadores PP y CiU, han destruido allí donde gobiernan, Municipios, Comunidades Autónomas y el Estado. El empobrecimiento generalizado contrasta con la desvergüenza de estos partidos, que con sus políticas de privatizaciones han recortado donde más les ha interesado, desde un punto de vista ideológico.

No podemos permitir que por falta de entendimiento nos sigan gobernando estos partidos, que con la coartada de la crisis unos y con la de “Madrid nos roba” otros y con la independencia como escenario en el que se celebra un sainete que tanto beneficia a CiU como al PP, cuando los objetivos reales de ambos partidos son la privatización y desmantelamiento del estado del bienestar, aunque afirmen lo contrario. Es decir, el desmantelamiento de todos los derechos conseguidos con grandes sacrificios por las clases medias y trabajadoras de nuestro país.

Se ha acabado esta forma de gobernar prepotente y despreciativa que ningunea al ciudadano y propicia la corrupción. La mayoría absoluta del PP, conseguida a base de mentir en su programa electoral y justificada más tarde, “con la herencia recibida”. Lo cierto es que estamos mucho peor que en la etapa socialista. Ahora con casi 5.000.000 de parados, el famoso déficit por las nubes y la deuda del País en el 100% del PIB. Sufrimos graves recortes en sanidad, educación y en partidas tan importantes y sensibles como Igualdad, I+D y la Ley de Dependencia, puesta en marcha en la legislatura socialista.

En Catalunya, la independencia se ha convertido en el refugio de unos y la obsesión de otros. Los problemas reales, los que afectan de verdad a las personas, los que impiden comer, pagar alquileres e hipotecas y nos impiden llevar una vida digna, han desaparecido tras esta especie de juego de encuentros y desencuentros de CiU y  ERC.

El PSC está de acuerdo en una consulta legal y pactada y apuesta por la vía federal para blindar competencias y solucionar  los problemas de encaje en el Estado.

Es fácilmente entendible todo el juego al que el Sr. Mas y CiU están dedicándose, les va en ello su supervivencia política. Sin embargo, la alianza hecha por ERC con CiU no es tan fácil de entender. ERC se ha aliado con un partido conservador, aprobando sus presupuestos en el 2014, que ha llevado a cabo los mismos recortes sociales, sino más, que el PP en el conjunto del Estado, a cambio de un atajo para llegar “al País Prometido”, mientras a su alrededor se va desmoronando el País que de verdad teníamos en sanidad, educación, servicios sociales, ley de Dependencia, igualdad, etc., por el que vale la pena luchar. La coartada de “Madrid nos roba” suena a descarnada tomadura de pelo ante los casos de corrupción, por todos conocidos, aparecidos en Catalunya. Entre unos y otros, con la promesa del mañana nos están robando el ahora.

Por todo esto, en las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales los partidos de izquierdas y de progreso debemos asumir el reto de llegar a consensos y pactar, para acabar con la desvergüenza, la prepotencia, la involución, los recortes, las privatizaciones y convertir al ciudadano en un factor activo, de valor añadido y no pasivo de la vida política de nuestro País.


Desde los ayuntamientos tenemos la oportunidad de empezar a cambiar esta situación. En mayo seremos los primeros en tener elecciones. Debemos abrir puertas y ventanas a un tiempo nuevo y a una nueva forma de entender la política.