dimecres, 25 de febrer de 2015

Lo que realmente importa

No es posible elaborar un Programa Electoral sin contar con la colaboración de la ciudadanía, que convierte al ciudadano en un factor activo, de valor añadido de la vida política de nuestra Ciudad.

El PSC, durante estos cuatro años ha estado en los barrios hablando con las vecinas y vecinos, y llevando a los plenos sus necesidades no escuchadas por el  gobierno. Ahora hace más de un mes que, recorre todos los barrios de Sant Feliu para recoger las ideas, sugerencias, quejas y propuestas de ciudadanas y ciudadanos, para elaborar en conjunto un Programa en el que se reflejen las prioridades y necesidades de nuestra ciudad. No es momento de demagogias, ni de promesas irrealizables, ni pretender hacer deprisa y corriendo lo que no se ha hecho en 4 años. Es el momento de la sensatez, de los compromisos y de una vez por todas entender que la política es servicio público y que solo tiene razón de ser cuando el objetivo es el mayor bienestar posible de ciudadanas y ciudadanos.

Nuestra Ciudad debe superar estos años de crisis y creer en sí misma, debemos convertirla en una Ciudad de oportunidades y recuperar lo que hemos ido perdiendo: Urgencias, farmacia de guardia nocturna, capacidad adquisitiva por la subida y creación de nuevos impuestos, la tarjeta rosa a los 62 años, la no construcción de pisos tutelados….y sobre todo la ilusión… la que queremos recuperar con: 

EMPLEO Y REACTIVACIÓN ECONÓMICA, que se traduce en una atención especial al comercio de la ciudad, en las licencias de apertura y tasas. Los polígonos industriales deben contar con todo el apoyo del Ayuntamiento y llegar a acuerdos para nuevas contrataciones.

BIENESTAR SOCIAL, no podemos incrementar los impuestos ni crear nuevos, cuando el poder adquisitivo de los ciudadanos mengua. Igualdad de oportunidades, nuestros jóvenes y nuestra gente mayor está sufriendo gravemente los efectos de la crisis económica y requieren especial atención.

CULTURA Y EDUCACIÓN, hay que reintroducir a nuestros jóvenes y la gente mayor que lo desee en el circuito educacional (formación continua). La Cultura se puede traducir en motor económico de la ciudad.

BUEN GOBIERNO, transparencia y participación de los ciudadanos y escuchar siempre. El buen gobierno abarca a todos los ciudadanos, y no a los de un partido en concreto.

Creo firmemente que los valores que siempre nos han definido: La justicia social, la libertad, la igualdad y la solidaridad, son los conceptos sobre los que ha de apoyarse toda acción de gobierno y son, en los que se apoyará el próximo GOBIERNO SOCIALISTA DE NUESTRA CIUDAD.