dijous, 16 d’abril de 2015

1.750.000€ EN POSITIVO Ó 1.960.000€ EN NEGATIVO ¿TRANSPARENCIA?

El diccionario de la Real Academia dice, en su cuarta entrada sobre el adjetivo transparente: Claro, evidente, que se compromete sin duda ni ambigüedad…

Un gobierno transparente no sube el gasto municipal en sueldos nada más llegar a la Alcaldía, negado hasta el día de hoy, pero ratificado por la interventora.

No permite el desmantelamiento de Urgencias, a causa de su pacto de gobierno con CIU, y menos cuando llegaron a manifestarse a favor de su continuidad, en la actual legislatura.

No practica tácticas dilatorias en la entrega de los informes encargados fuera del Ayuntamiento y solicitados por la oposición, no entregándolos en muchas ocasiones y pagados con dinero público.

No sube el IBI de forma ilegal. Actualmente en manos del TSJC por la denuncia presentada por el PSC.

No se inventa impuestos para gravar las economías familiares muy mermadas por estos años de crisis.

No falta a la verdad para justificar el actual pacto de gobierno, según leímos en EL Punt-Avui hace unas semanas. En una entrevista al Alcalde, este, acusaba al PSC de no haber querido pactar, cuando en realidad ya tenían el pactado cerrado con CIU. Recurrir a falsedades después de cuatro años es síntoma de nerviosismo electoral y querer justificarse delante de su partido y sus votantes.

No gasta en un informe, el dinero de los ciudadanos, que luego pretende pasar por auditoría para justificar la desavenencia de criterios con la auditora del Estado. Según ella, llevan cerrando las cuentas municipales en negativo desde el 2013, según nuestro Ayuntamiento lo están haciendo en positivo. Curiosamente tanto la interventora como la tesorera, a dos meses de acabar la legislatura y después de un Pleno bochornoso por la actitud del Alcalde y el Concejal de Hacienda, han decidido marchar, por “mejoras económicas” según dice el Alcalde.

Según el Ayuntamiento cierran la legislatura con más de 1.750.000 euros en positivo, según la interventora en más de 1.960.000 euros en negativo. Hay que recordar que quien audita las cuentas en cualquier ayuntamiento es el Interventor/a, funcionario de habilitación nacional como el secretario y el tesorero. No se puede pretender estar por encima del criterio estatal cuando los resultados económicos no son los que te gustarían, o como diría Groucho Marx: Estos son mis principios pero si no le gustan le busco otros…

El gobierno de nuestra ciudad, formado por el pacto de ICV-EUIA-ISF y CIU ha pretendido hacer bandera de la transparencia. Entiendo que la transparencia es una actitud con respecto a la forma de entender y de hacer política, que impregna todas las acciones y decisiones de los partidos de gobierno a lo largo de toda la legislatura,  el gobierno de nuestra ciudad ha demostrado con hechos  que su pretendida transparencia son solo palabras.