divendres, 18 de setembre de 2015

27S. Elecciones Autonómicas

El próximo domingo 27, los catalanes estamos convocados a decidir, por tercera vez en 5 años, con nuestro voto, el futuro Gobierno de la Generalitat de Catalunya. Elecciones que una parte de las fuerzas políticas que concurren a ellas quieren convertir, a base de falsedades, en plebiscitarias por su objetivo independentista, hay que recordar que votaremos para decidir quién queremos que nos gobierne en unas elecciones autonómicas.

Para ello han elaborado una lista-cortina de humo “Junts pel sí” que permite al actual President Sr. Artur Mas no tener que dar ninguna explicación sobre su desastrosa política de recortes y su inexistente política social, actuación, esta, que los homologa a sus, en muchas ocasiones socios del PP. Ahora utilizan el pretexto de la independencia para anunciarnos la buena nueva, de que una vez conseguida y sin explicarnos como, viviremos en un paraíso. El curriculum que tienen de su gobierno hasta ahora, y su desinterés por los problemas reales de todos los catalanes, no auguran nada bueno para el futuro de este país con CDC volviendo a asumir la presidencia de la Generalitat.

No explican las consecuencias políticas, económicas, sociales, internacionales, etc. de la “desconexión” del Estado Español, no dicen la verdad, no les interesa, lo único que proponen es un acto de “Fe”, de fe ¿en quién?, en un partido acosado por los casos de corrupción que tiene 15 sedes embargadas, entre ellas la de Sant Feliu de Llobregat y que se ha visto obligado a elaborar una lista-cortina de humo con representantes de la sociedad civil y un partido, ERC, que votó los presupuestos más antisociales de la historia democrática de Catalunya y que ha vendido su alma de izquierdas y de progreso, para conseguir un atajo a la independencia, aunque ya no saben que cara poner ante los casos de corrupción que salpican a sus socios de CDC.

No podemos confundir un gobierno y el partido que lo forma, con un país, el PP no es España y CDC no es Catalunya, en ambos casos afortunadamente. Los países son mucho más, son las personas que los forman y que durante estos últimos años estamos sufriendo la precariedad y el empobrecimiento por causa de la crisis y que con ella como excusa tanto CDC como el PP se han dedicado a privatizar y a recortar en políticas sociales, educación, sanidad y derechos sociales, con gran esmero.

Este País cambiará realmente cuando el Sr. Mas y el Sr. Rajoy se vayan a su casa y una nueva forma de hacer política se abra paso, la política del dialogo y del pacto para lograr una reforma constitucional que desagravie y reconozca la identidad catalana. En el PSC estamos convencidos de que la propuesta federal abre la puerta a este futuro, posible y sensato.

Por una Catalunya mejor, en una España diferente.